Home / Noticias / Internacional / Pese a los esfuerzos de sus padres, se agotan las esperanzas para Alfie

Pese a los esfuerzos de sus padres, se agotan las esperanzas para Alfie

Los jueces del Tribunal de Apelaciones de Londres volvieron a rechazar la petición de los padres de Alfie Evans de trasladar al niño de 23 meses con una enfermedad degenerativa irreversible al hospital Bambino Gesú (Niño Jesús) de Roma.

“Alfie Evans se está muriendo”, sentenció el tribunal en medio de la batalla desesperada de los padres, y argumentó que “no ve motivos” para fallar en contra de lo que el martes había decidido el magistrado del Tribunal Superior de Manchester. En efecto, un juez de ese tribunal denegó a los padres de Alfie la posibilidad de trasladarlo a Italia para mantenerlo con vida en un hospital, y dejó la puerta abierta para que el niño pase sus “días u horas finales” en casa con sus padres.

Hoy, el abogado de la familia, Paul Diamond, insistió que Alfie “no puede seguir siendo prisionero” del hospital de Liverpool donde está internado y bloqueado por un veredicto emitido “hace tres meses”, que posibilitó su desconexión el lunes pasado del respirador artificial.

Contra todos los pronósticos, el pequeño de 23 meses siguió respirando por su cuenta y hoy volvió a ser alimentado. “Para él hay una fantástica alternativa de asistencia disponible” en Italia, dijo el abogado y dijo que el pequeño “puede tener alegría de vivir”.

Por su parte, Tom Evans, el padre del pequeño Alfie, volvió a demostrar hoy que no se rinde y subió un video en Facebook tras asistir a una nueva audiencia en el Tribunal de Apelación. Ahí afirmó que su hijo “se recuperó por tercera vez” y precisó que “el guerrero aún lucha”.

“Volvió, tuvo sólo una caída, estuvo pálido, los labios se oscurecieron un poco, pero volvió”, dijo Tom y agregó: “Quiero que todos sepan que Alfie se está estabilizando”.

Pero para la justicia del Reino Unido la suerte del niño está irremediablemente marcada. En efecto, la jueza Justice King, quien participó en la nueva audiencia, dijo que “la evidencia que tenemos es otra: probablemente no sufre, pero trágicamente cualquier cosa que pueda darle una apreciación de la vida, incluso una caricia de su madre, está irrevocablemente destruida”. Los padres de Alfie, Thomas y Kate han insistido con trasladar a su hijo al hospital Niño Jesús de Roma.

El hospital Niño Jesús (Bambino Gesú), gestionado por el Vaticano, dijo estar listo para recibir a Alfie y costear su traslado y cuidado, según afirmaciones de la presidenta de ese centro pediátrico de la Santa Sede, la médica Mariella Enoc.

Ayer, el magistrado del Tribunal Superior de Manchester sostuvo que el cerebro de Alfie estaba “completamente dañado”, a tal punto que perdió “la capacidad de ver, oír, tener gusto y el sentido del tacto”.

Pero Tom Evans insistió hoy con que su hijo no sufría y que los médicos estaban sorprendidos al darse cuenta de que el niño seguía respirando pese a ser desconectado de las máquinas.

Te recomendamos

No seré un diputado que agache la cabeza con el presidente: Zénen Xochihua.

Ya es hora de poner fin y cerrar el paso a los diputados que solo …

Deja un comentario